PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  RSE  /  ACTUALIDAD  /  EL APUNTE   
 Relacionada
Superficies de trabajo: tipos de riesgos y medidas preventivas
Dpto. Prevención de CEN
El movimiento de personas y materiales en los centros de trabajo se realiza a través de los pasillos, las rampas, las puertas, etc. El hecho de circular por ellos conlleva la posibilidad de que ocurran diversos tipos de accidentes, principalmente caídas, golpes y choques.

 Prevención 
 RSS PREVENCION
Redes de seguridad: protección colectiva contra la caída de personas u objetos
Dpto. Prevención de CEN
Para combatir los riesgos de accidente y de daños para la salud, especialmente las caídas de personas u objetos, resulta prioritaria la aplicación de medidas técnicas y organizativas destinadas a eliminar los riesgos en su origen. Las redes de seguridad son una de las protecciones que se pueden utilizar para evitar o disminuir el efecto de la caída de personas a distinto nivel.

Las redes pueden tener por objeto:

  •  Impedir la caída de personas u objetos
  •  Limitar la caída de personas y objetos

Para conseguir el primer objetivo (impedir), además de otras posibles protecciones, se pueden utilizar:

  • Redes tipo tenis.
  • Redes verticales con o sin horcas (para fachadas).
  •  Redes horizontales (en huecos).

En el segundo caso (limitar) se pueden utilizar:

  • Redes horizontales.
  • Redes verticales (con horcas).

Las redes de seguridad, a diferencia de las protecciones individuales, permiten la libertad de movimiento de los trabajadores por encima del área que cubren.

Tipos de redes dependiendo del riesgo a evitar

  •  Redes para evitar caídas

Redes tipo tenis: se pueden utilizar, para proteger los bordes de los forjados en plantas diáfanas, colocando siempre la red por la cara interior de los pilares de fachada. Constan de una red de fibras, cuya altura mínima será de 1,25 m, dos cuerdas del mismo material de 12 mm de diámetro, una en su parte superior y otra en la inferior, atadas a los pilares para que la red quede convenientemente tensa, de tal manera que pueda soportar en el centro un esfuerzo de hasta 150 kg.

Redes verticales de fachada: se pueden utilizar para la protección en fachadas, tanto exteriores como las que dan a grandes patios interiores. Van sujetas a unos soportes verticales o al forjado.

Redes horizontales: están destinadas a evitar la caída de operarios y materiales por los huecos de los forjados. Las cuerdas laterales estarán sujetas fuertemente a los estribos embebidos en el forjado.

  •  Redes para limitar caídas

- Redes con soporte tipo horca: se diferencian de las verticales de fachada en el tipo de soporte metálico al que se fijan y en que sirven para impedir la caída únicamente en la planta inferior, mientras que en la superior sólo limitan la caída. La dimensión más adecuada para estas redes verticales es de 6 x 6 m. El tamaño máximo de malla será de 100 mm si se trata de impedir la caída de personas. Si se pretende evitar también la caída de objetos, la dimensión de la malla debe ser, como máximo, de 25 mm. La malla debe ser cuadrada y no de rombo, ya que éstas producen efecto "acordeón", siempre peligroso por las variaciones dimensionales que provoca.

- Redes horizontales: su objetivo es proteger contra las caídas de altura de personas y objetos.


Características de los medios de fijación de las redes

La red debe estar circundada, enmarcada o sujeta a un elemento que se denomina soporte. El conjunto red-soporte se debe anclar a elementos fijos de la construcción para que proporcione una adecuada protección. Los soportes se clasifican en dos grupos:

  •  Soportes para redes que impiden la caída

Para redes tipo tenis: esta red funciona como una barandilla de protección de borde de forjado y se coloca en la última fila de pilares, por la cara interior de los mismos. Se utiliza para tableros de puente, bordes, terraza, etc. El anclaje a la edificación se consigue amarrando las cuerdas perimetrales inferior y superior a los pilares u otros elementos resistentes. El anclaje de la cuerda inferior puede completarse con barquillas embebidas en el hormigón cada metro aproximadamente.

Para redes verticales de fachadas: los soportes utilizados normalmente son de dos tipos: mástil vertical (mástil con un brazo horizontal) y horca.

Para la red de desencofrado: son redes de 3,50 m de anchura y longitud variable, que cubren el perímetro de la fachada entre dos forjados consecutivos. La red se amarra con cuerda de poliamida de 10 mm de diámetro como mínimo, o mosquetones metálicos a los anclajes preparado en el suelo de una planta y en el de la siguiente y que se han utilizado para amarrar la red en la construcción de la estructura.

  •  Soportes para redes que limiten la altura de caída

Soporte tipo horca: está formado por un soporte vertical con brazo horizontal. Las dimensiones del soporte se realizarán cuando se conozcan los esfuerzos transmitidos al mismo, con objeto de que trabaje dentro del límite elástico y con un coeficiente de seguridad adecuado.

Redes horizontales: debemos distinguir dos casos según el tipo de soporte y anclaje a la edificación; uno para la protección de patios de luces y huecos en general para el que no se necesita soporte especial y otro para la protección de bordes de forjado.

Recomendaciones de montaje y uso

En las operaciones de encofrado, ferrallado, hormigonado y desencofrado en las estructuras tradicionales, la red se sujeta a un soporte metálico, que se fija a su vez a la estructura del edificio. Por otro lado, en el montaje de estructuras metálicas y cubiertas, las redes horizontales de fibra van colocadas en sobre las estructuras, debajo de las zonas de trabajo en altura.

La puesta en obra de la red debe hacerse de manera práctica y fácil. Es necesario dejar un espacio de seguridad entre la red y el suelo, o entre la red y cualquier obstáculo, en razón de la elasticidad de la misma. La cuerda perimetral de la red debe recibir en diferentes puntos (aproximadamente cada metro) los medios de fijación o soportes previstos para la puesta en obra de la red y deberá estar obligatoriamente conforme a la legislación vigente y ser de un material de características análogas al de la red que se utiliza.

Las redes se fijarán a los soportes desde diversos puntos de la cuerda límite o perimetral, con la ayuda de estribos adecuados, u otros medios de fijación que ofrezcan las mismas garantías, tal como tensores, mosquetones con cierre de seguridad, etc.

Las redes se elaboran con cuerdas de fibras generalmente sintéticas. Las fibras de origen químico más utilizadas son: poliéster, poliamida, polietileno y polipropileno.

Fuentes

- Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, www.funprl.es.

- Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, www.insht.es.

- NTP 124: Redes de seguridad.

 
Beatriz Remón
Dpto. de Prevención de Riesgos Laborales de CEN

Imprimir noticia