PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  RSE  /  ACTUALIDAD  /  EL APUNTE   
 Relacionada
II Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco
Una cuarta parte de los ahorradores aumentará su inversión en fondos en 2012
En 2012 una cuarta parte de los ahorradores aumentará su patrimonio en fondos de inversión, mientras que 4 de cada 10 prevé incrementar sus ahorros en planes de pensiones y depósitos, según se desprende del II Barómetro del Ahorro del Observatorio Inverco

 El apunte 
 RSS EL APUNTE
Encuesta de presupuestos familiares
Navarra es una de las CCAA con mayor gasto medio por hogar
Los hogares españoles gastan casi un 7% menos ahora que al inicio de la crisis económica
Junto con Navarra, Madrid y País Vasco son las comunidades con un mayor gasto medio por hogar, frente a Extremadura, Canarias y Castilla y León, según el avance del mercado laboral Afi-AGETT, que prevé una caída de la ocupación del 2,7 por ciento en enero.

El gasto medio por hogar se ha reducido casi en un 7% desde que comenzó la crisis, en el año 2007. No obstante, no en todas las comunidades el nivel de gasto por hogar es el mismo. Madrid, Navarra y País Vasco son las CCAA que registran un mayor gasto medio por hogar, frente a Extremadura, Canarias y Castilla y León, que son las regiones con un menor presupuesto familiar

El nivel de gasto medio por hogar está positivamente relacionado con el nivel de PIB per cápita regional. Así, las CCAA de Madrid (35.353€), Navarra (34.623€) y País Vasco (33.868€) son las que presentan niveles de gasto superiores, frente a regiones como Extremadura (24.664€), Canarias (24.717€) o Castilla y León (26.320€), que registran los menores niveles de gasto.

Muestra de las importantes diferencias en gasto medio regional por hogar es la Comunidad de Madrid, que con un gasto medio de 35.353 euros posee un 43% más de gasto que la región de Extremadura; en términos de PIB per cápita, la diferencia entre ambas regiones es del 78%. Aunque las diferencias entre la región con más gasto medio y la que menos apenas han variado entre 2007 y 2010, sí que se han producido en los últimos años importantes variaciones en el ranking de algunas de las comunidades. Así, por ejemplo, las Islas Canarias, que presentaban en 2006 un gasto medio por hogar sólo un 7,1% inferior a la media española, se sitúan en 2010 como la segunda región con menor gasto medio por hogar, con una cifra un 17% inferior a la media española.

Las familias de Canarias, Murcia e Islas Baleares son las que más han reducido sus gastos

La dinámica del gasto medio en los últimos tres años da una idea de las dificultades que están pasando los hogares españoles y los ajustes que han tenido que realizar para sobrellevar esta crisis. Los menores ingresos derivados del incremento del desempleo llevan a todas las CCAA salvo Asturias a reducir su presupuesto familiar desde 2007. 

Las variaciones negativas más importantes se han producido en Canarias (16,9%), Murcia (16%), I. Baleares (15,9%) y C. Valenciana (12,5%), todas ellas afectadas por los problemas inmobiliarios y las malas cifras del turismo.

En el lado opuesto, se encuentra Asturias, que en contra de la tendencia nacional aumentó su gasto al 7,8% (es la única CCAA que ha incrementado su gasto total y la única que ve aumentar prácticamente todas las partidas de gasto). Le siguen, País Vasco (-0,3%), Navarra (-0,7%) y La Rioja (-2,8%). Las cifras de caída más intensas no pueden achacarse al comportamiento de un grupo concreto de gasto, sino que son generales a todos los grupos de gasto, al presentar menores ritmos de variación en prácticamente todos los tipos, estando más asociadas al deterioro de su entorno económico.

Existe una relación positiva significativa entre el gasto medio por hogar de las familias y el gasto medio por hogar en vivienda, e incluso con el peso que representa este componente dentro del total de gasto. Así, destaca el porcentaje que representa este grupo en las Comunidades de País Vasco (32,9%), Islas Baleares (32,2%), Madrid (32,1%) y Cataluña (31,9%). Por otro lado, los gastos en vivienda representan dentro del presupuesto sólo un 25,7% en Extremadura, 27,1% en Andalucía, y 27,5% en Galicia.


El Indicador AML Afi-AGETT prevé una caída de la ocupación del -2,7% interanual en enero, alcanzando un nuevo mínimo de 17,7 millones de ocupados

Los resultados de la EPA del tercer trimestre han resultado mucho peor de lo esperado y han vuelto a poner a la economía española a las puertas de la recesión. Cabe destacar el hecho de que el ajuste en el empleo está empezando a recaer en aquellos colectivos que estaban sorteando la crisis de una manera relativamente buena (asalariados públicos, personal doméstico o empleo femenino), lo que apunta a un claro riesgo de asistir a una nueva recaída de la ocupación en los próximos trimestres.

El Indicador AML Afi-AGETT da cuenta de esta tendencia y prevé nuevas correcciones en la ocupación del -2,7% hasta enero, situando un nuevo mínimo de ocupación del ciclo actual, en los 17,7 millones de ocupados (El nivel más bajo desde principios de 2004).

El número de parados se ha incrementado en 145 mil con respecto al segundo trimestre de 2011, y 404 mil con respecto al tercer trimestre de 2010. Especialmente severo ha sido el incremento del número de parados entre aquellos que buscan su primer empleo, 48 mil parados más que en el segundo trimestre, los que pertenecían al sector de la educación, 44 mil parados más, los que han dejado su trabajo hace más de un año, 41 mil parados más, la construcción, 26 mil más, y la Administración Pública y Defensa, 19 mil más.

Se está produciendo un deterioro de la calidad de la ocupación con un fuerte incremento de la parcialidad no deseada

La situación es si cabe más preocupante si nos fijamos en la dinámica del número de desplazados del mercado laboral, constituidos por los parados, los inactivos desanimados y los parciales involuntarios. Este colectivo también se situaría en máximos, cerca de los 6,7 millones de individuos, con un incremento interanual del 8,1%.

Ante el escaso crecimiento del número de inactivos desanimados que se sitúa en un ritmo de variación del 0,8% interanual, el comportamiento de los desplazados es resultado de la dinámica de los parados, que crecían un 8,8% interanual, y de los parciales involuntarios, que lo hacen en un 7,9%. El crecimiento de estos últimos da una idea no sólo de los problemas en cuanto a incremento del paro y reducción de la ocupación, sino también de la tendencia paralela de deterioro de la calidad de la ocupación, con un incremento de la temporalidad y de la parcialidad no deseada.

Imprimir noticia