PORTADA  /  APERTURA  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  OBSERVATORIO  /  REVISTA DE PRENSA   
 Relacionada
La prevención en los talleres mecánicos
Dpto. de Prevención de CEN
Muchos de los accidentes leves que se dan en este sector pueden evitarse si existe una concienciación por parte de los trabajadores de la manipulación correcta de equipos y materiales de trabajo, así como del seguimiento de las recomendaciones preventivas dadas por la empresa.

 Prevención 
 RSS PREVENCION
Ergonomía de la oficina
Departamento de prevención de CEN
La prevención de riesgos laborales en el trabajo de oficina depende, en gran medida, de que el mobiliario cumpla con las condiciones ergonómicas requeridas para disminuir las molestias de tipo postural frecuentes en estos lugares de trabajo.

La ergonomía es el conjunto de conocimientos que intenta adaptar las condiciones y organización del trabajo al individuo.
 
Esta técnica preventiva tiene como objetivos:
 
Identificar, analizar y reducir los riesgos laborales. 
Adaptar  el puesto de trabajo a las características del trabajador. 
Contribuir a la evolución de situaciones de trabajo en sus aspectos socio-organizativos para que puedan ser realizadas con la mayor eficacia, confort y satisfacción posible.
Controlar la introducción de las nuevas tecnologías y su adaptación a los trabajadores. 
Favorecer el interés de los trabajadores por la tarea y el ambiente de trabajo. 
Analizar los puestos de trabajo para definir los objetivos de la formación. 
 
Factores de riesgo
             
Carga postural
 
Adopción de posturas forzadas cuando se realizan las tareas del puesto, donde una o varias regiones anatómicas dejan de estar en posición natural  para pasar a una posición que genera hipertensiones, hiperflexiones y/o hiperrotaciones en distintas partes del cuerpo.
 
La falta de espacio o movilidad restringida en el entorno de trabajo que nos obligue a adoptar posturas estáticas
 
Los  posibles daños a la salud relacionados con la carga postural tienen que ver principalmente con el entorno, diseño de la silla y mesa de trabajo y la ubicación del ordenador. Estos se pueden manifestar como incomodidades, molestias, lesiones musculares y trastornos circulatorios. 
 
             Condiciones ambientales 
 
Las condiciones climáticas del lugar de trabajo influyen directamente en la realización de las tareas, es difícil encontrar una situación de confort para todos los trabajadores de una misma empresa, por lo tanto se evitarán las temperaturas y velocidades extremas. La temperatura de confort es recomendable que se mantenga en los siguientes rangos:
 
- Invierno: de 20ºC a 24ºC 
- Verano: de 23ºC a 26ºC 
- Velocidad del aire: menor o igual a 0, 14m/s en invierno y a 0,25m/s en verano.  
- Humedad relativa: entre el 45% y el 65%. 
 
 
De una manera u otra se está expuesto al ruido a causa de los teléfonos, ordenadores, conversaciones, etc. El intervalo más adecuado de ruido sería el que va de 50 a 60 dBA, sin superare los 65 dBA, y en todo caso se deberán adoptar medidas correctoras en los que el nivel diario equivalente de ruido supere los 80 dBA.
 
Una iluminación inadecuada puede ser insuficiente, provocar reflejos y contrastes excesivos, así como deslumbramientos en la pantalla del ordenador, dificultando la realización de la tarea y puede llegar a producir fatiga visual.
 
Los niveles mínimos de iluminación de los lugares de trabajo son: 
Aspectos psicosociales
 
Pueden existir factores relacionados con las características del trabajo, como son el tipo de tarea, la organización del trabajo o la percepción y motivación del trabajador que pueden ocasionar posibles daños para la salud, como alteraciones físicas, disminución del rendimiento, insatisfacción. 
     
Medidas preventivas
        
Entorno de trabajo: Si el trabajo nos obliga a estar sentados, se debe  facilitar los movimientos y cambios de postura. Detrás de la mesa debe quedar un espacio de 115 cm  como mínimo  y la superficie libre tiene que ser al menos de 2 metros cuadrados para poder moverse con la silla. Por otro lado la altura del plano de trabajo debe permitir mantener el brazo en posición horizontal o ligeramente hacia abajo. Asimismo el espacio reservado para las piernas tendrá un espacio libre de al menos 70 cm. de ancho por 65 cm de alto. 
 
Silla: Las características de la silla de trabajo afectan principalmente a la postura del tronco y la movilidad de la espalda y extremidades inferiores. 
 
-    La regulación de la altura de la silla nos debe permitir trabajar con un ángulo en la articulación del codo de 70º a 115º. 
-   El respaldo debe dar apoyo suficiente a la espalda, su altura debe  llegar como mínimo hasta la parte media de la espalda y no debe ser demasiado ancho en la parte superior para no restar movilidad a los brazos. 
-   La forma del asiento debe ser más o menos cuadrangular, sin aristas duras y el borde delantero debe ser curvado para evitar compresiones debajo de los músculos y rodillas. 
-   Debe tener ruedas y posibilidades de giro. Para garantizar la estabilidad debe poseer 5 brazos de apoyo al suelo y la base de apoyo deberá tener un diámetro mayor de 50 cm. 
        
Mesa de trabajo: Las medidas de la mesa han de ser suficientes para que   el trabajador pueda colocar la pantalla a una distancia de al menos 40 cm. como mínimo. Las medidas recomendables para la mesa son de 180 cm. de anchura por 80 cm. de profundidad aproximadamente y una altura entre 70 y 75 cm. Se recomienda colores neutros para las mesas y superficies mates para minimizar los reflejos. 
 
El uso de complementos como el reposapiés, bandejas, superficies auxiliares puede mejorar la ergonomía de la mesa. 
 
Pantalla: La pantalla debe estar situada de manera que podamos trabajar en-frente de ella, evitando giros de cuello inferiores a 35º. La distancia no ha de ser inferior a 40cm. ni superior a 90 cm. Además se debe tener en cuenta que debe quedar espacio para colocar el teclado enfrente de la pantalla y con espacio suficiente (mínimo de 10 m) para poder apoyar las muñecas al teclear. La altura correcta del monitor será aquella en que su borde superior esté a la altura de los ojos  y entre 43 y 47 cm. por encima del plano de  la mesa. 
      
Teclado: Ha de ser independiente para reubicarlo según los cambios de postura del trabajador. Debe estar a una altura de manera que las manos no se encuentren elevadas por encima del codo. El tecleo debe necesitar poca presión para activar las teclas ya que un estilo de pulsación no correcto puede aumentar la tensión en los tendones y músculos de la mano. 
 
Ratón: No se debe manejar usando excesiva fuerza y debe ser limpiado para garantizar un desplazamiento adecuado y reducir el número de movimientos.  
 
Fuentes
 
- Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, www.funprl.es
 
- Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, www.insht.es
 
- Real Decreto 486/1997, de 14 abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.
 
El contenido de dicha publicación es responsabilidad exclusiva de la entidad ejecutante y no refleja necesariamente la opinión de la FUNDACIÓN de prevención de riesgos laborales.
 
 Arantxa Fernández
Dpto. de Prevención de Riesgos Laborales de CEN
Imprimir noticia