PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  OBSERVATORIO  /  EL APUNTE   
 Relacionada
El ciclo de CEN de "habilidades profesionales y directivas" aborda las claves del trabajo en equipo
El ciclo de "Las siete habilidades profesionales y directivas", que organiza la Confederación de Empresarios de Navarra, abordó, los pasados días, 12 y 13 de marzo, los aspectos claves para el trabajo en equipo. Para ello, se contó con la participación del médico y especialista en dirección de equipos multidisciplinares, Juan José Beunza.

 Actualidad CEN 
 RSS ACTUALIDAD CEN
"Al enfrentarte a una montaña, el único referente eres tú mismo"
José Juan Agudo, coach y secretario general de AECOP-EMCC
A la hora de escalar una montaña, "una de las cosas que aprendes es que la única referencia eres tú mismo". Por lo tanto, no tiene sentido compararse con los demás, por ejemplo, con el que ya ha llegado a la cima. Al contrario, hay que tomar consciencia de los límites y capacidades de cada uno.





Alpinismo y coaching
“El coaching tiene la misma metodología que escalar una montaņa”
José Juan Agudo

“Da igual qué cargo tengas en una empresa, porque la montaña nos iguala a todos”, máxime cuando se producen adversidades.

Éste fue uno de los mensajes que transmitió José Juan Agudo, coach y secretario general de la Asociación Española de Coaching Ejecutivo-Organizativo y Mentoring (AECOP-EMCC) a nivel nacional, en una jornada sobre alpinismo, coaching y superación aplicado al mundo de la empresa, que organizaron la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (AEDIPE) y AECOP, el pasado jueves 6 de marzo.

Agudo relató su experiencia como aficionado a la alta montaña y la relacionó con el mundo de la empresa. El alpinismo pone a prueba el espíritu de superación que demuestra cómo, en momentos de crisis, “todos tenemos la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponernos a ellas. Alguna vez vamos a pasar por malos momentos y, por eso, hay que estar preparado. Que no nos cojan desprevenidos”.

“La montaña es como la empresa. Hay días que todo tiene sentido, otros que lo ves todo gris y otros que tienes más ganas que nunca. Para alcanzar tu objetivo, debes ser perseverante, rodearte de personas optimistas y saber aprender de todo”. Al crear un equipo, tanto de alpinismo como de una empresa, “debemos permitirnos mostrar nuestras debilidades y no temer que se vuelvan en nuestra contra”, porque, según el coach, al fin y al cabo, siempre las vamos a mostrar pronto o tarde. Por ello, “el campamento base es la confianza”, matizó el experto.

José Juan Agudo insistió en el concepto de la resiliencia, que es la capacidad de afrontar la adversidad saliendo fortalecido y alcanzando un estado de excelencia profesional y personal. “Es como aprender un idioma: al principio, da mucha pereza, no te sale natural, pasas vergüenza y sabes que te va a costar dominarlo”. Según Agudo, “siempre que recibas un ‘no’ por respuesta, es un buen momento para trabajar tu resiliencia”.

La importancia de “trocear” la escala de la montaña

Una de las principales características del coaching y del alpinismo es el rendimiento y la productividad de escalar. “Hay que saber trocear la montaña y diversificar el esfuerzo”. Se trata, por tanto, de “trocear grandes metas”, empezando por objetivos más pequeños. Por ejemplo, en el mundo de la empresa, se pueden hacer planes estratégicos con vista a varios años, pero, sin embargo, los objetivos han de ir marcándose a corto plazo. “No sabemos qué va a pasar de aquí a un año”, aseguró Agudo. De hecho, añadió: “somos bastante imprevisibles, y más cuando nos cambian las condiciones”, como puede ocurrir en el ámbito de la montaña.

Por ejemplo, el alpinista contó que, a partir de los 4.000 metros, se sufre la falta de oxígeno. Mientras que, “en la zona de confort, es muy difícil que demos lo mejor de nosotros mismos”, cuando salimos de ella es cuando alcanzamos un nivel superior. Tal y como explicó éste, “en la montaña, encuentras tus propios límites, y es entonces cuando estás a punto de cambiar de nivel”, afirmó Agudo. Así, la zona de confort equivale a “salir de lo que ya conocemos, de lo que todo el mundo hace, y a encontrar aquello que aporta valor diferencial”.

Agudo aseguró que “necesitamos tiempo para aprender a desarrollarnos en una zona de no confort, tanto en la montaña como en cualquier situación relacionada con la empresa”. El montañero, al igual que el empresario, se aclimata. “Lo que consigues el tercer día parecía imposible el primero. Vivimos en una cultura que va muy rápido y lo que necesitamos es tener más paciencia y tiempo para aclimatarnos a las circunstancias”, concluyó.

El coach insistió en que hay que aprender de todo y que “aprender en zona de confort está bien, pero lo que aprende un alpinista en una tormenta o un empresario en una crisis no lo olvida nunca y, por ello, debe aprovecharse de haber vivido situaciones extremas”. Durante la jornada, también se habló de la importancia de rodearse de personas con un optimismo urgente, que, según Agudo, ante cualquier situación sacan pros y no contras, desprendiendo un constante optimismo. “En la montaña, en una situación límite, es mejor estar rodeados de gente positiva que de gente con recursos”. “Dejemos fuera los pensamientos negativos”, recomendó éste.

Otra de las cosas que José Juan Agudo aconsejó a los asistentes fue el hecho de no quedarse atrás, ya que “es muy difícil avanzar si uno no deja de pensar cómo piensa”. Puso el ejemplo de Kodak, que era la principal empresa en su sector, pero que “creyó que la fotografía digital iba a ser una moda pasajera”, y ahora está en plena quiebra. El coach invitó a pensar de forma diferente, y eso hay que entrenarlo, recalcando que “o evolucionas o te quedas atrás”. Y es que, para Agudo, tanto en la empresa como en la montaña, es importante asumir que caerse es bueno, pero hay que “levantarse cuanto antes y no esperar a que sean otros los que te rescaten”.

Por último, Agudo aportó algunas claves para superarse cada día, tanto para empresarios como alpinistas: “aprender a estar contigo mismo, gestiona tus contrarios, trabaja intensamente con pasión, se perseverante, busca momentos de diversión y comparte los éxitos”.

Imprimir noticia