PORTADA  /  APERTURA  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  ACTUALIDAD  /  EL APUNTE  /  SEGURIDAD SOCIAL   
 Relacionada
Indignación en CEOE tras el incremento de las cotizaciones empresariales
Se exige la retirada del Decreto Ley 16/2013, que incluyó nuevas cotizaciones sobre retribuciones en especie
 Actualidad 
 RSS ACTUALIDAD
El "pacto de responsabilidad" francés: menos cotizaciones y simplificación de cargas administrativas
El presidente de Francia, Francois Hollande, anunció, el pasado martes, 15 de enero, que "de aquí a 2017, para las empresas y los trabajadores por cuenta propia, se pondrá fin a las contribuciones familiares. Lo que representa una disminución de 30.000 millones de euros en cargas". En total, se trataría de una reducción de la fiscalidad de las empresas y los autónomos del 1,5% del PIB francés.

 Descargar fichero relacionado Intervenciķn de Francois Hollande, presidente de Francia
14 de enero de 2014

De esta forma, y tal como recoge el diario “Le Monde”, el presidente francés acepta una de las históricas propuestas de la patronal francesa MEDEF, cuya expresidenta, Laurence Parisot, declaró un “¡por fin!” en su cuenta de Twitter al conocerse esta medida, que ya se puso en marcha durante la etapa del presidente Nicolas Sarkozy, en 2007. Entonces, se procedió a una reducción de impuestos y cotizaciones que iba a tener un impacto de 13.600 millones de euros, que se contrarrestó con una subida de 1,6 puntos de IVA, pasándolo del 19,6% al 21,2%.

Según los cálculos de entonces, se iban a reducir 80 euros al mes los costes laborales por cada salario de 1.500 euros y la reforma iba a permitir la creación de 100.000 empleos. Sin embargo, tras la victoria del socialista Hollande, se echó para atrás esta política fiscal y, en 2012, se suprimieron las desgravaciones, así como se inició una campaña para aumentar los impuestos, especialmente a las rentas más altas. Así, resulta paradójico que sea Hollande el que ahora declare que su voluntad es “una modernización de la fiscalidad a las empresas y menos impuestos, con dos requisitos: la inversión y el empleo”, por lo que ha anunciado una disminución general de las tasas para las empresas, además la referida supresión de las “contribuciones familiares”.

Sin embargo, según el editorial del diario Expansión, son las últimas circunstancias económicas las que han llevado al presidente francés a dar el vuelco a su política fiscal. “A diferencia de lo que sucede en España, la economía francesa entró en barrena en el segundo semestre del pasado año. La contracción del PIB francés después de verano se ha convertido en un motivo de preocupación para las autoridades europeas, que temen que uno de los motores del continente pueda frenar la recuperación iniciada por las economías periféricas a pesar de los esfuerzos realizados para estos países".

El "Pacto de Responsabilidad"
 
Esta supresión de cotización es uno de los puntos del “Pacto de Responsabilidad”, que ya propuso Hollande a las empresas francesas el pasado 31 de diciembre para fomentar la contratación. Tal y como señala una nota de la delegación de CEOE ante Bruselas, en su intervención, el presidente galo adelantó que este programa se compondrá de los siguientes cuatro elementos:
 
1. Eliminación de las cotizaciones sociales familiares a las empresas. Como se ha dicho, se suprimirán estas contribuciones familiares, que suponen una parte de las cotizaciones de las empresas y que están destinadas a financiar ayudas familiares.
 
2. Modernizar la fiscalidad de las empresas y disminuir el número de impuestos actuales, a cambio de que haya inversiones y creación de empleo.
 
3. Simplificación: reducción de normas y cargas administrativas. El presidente francés anunció que simplificará las normas para crear una empresa, al ser “inútiles y demasiado costosas”.
 
4. Contrapartidas desde el ámbito empresarial. Se creará un Observatorio de seguimiento, al que estará asociado el Parlamento francés, que definirá, a nivel nacional y sectorial, objetivos de contratación, de inserción de jóvenes o personas mayores en el mercado laboral, de formación, de apertura de negociaciones sobre las remuneraciones salariales, y de modernización del diálogo social.
 
Por su parte, el presidente de MEDEF, Pierre Gattaz, considera que estas medidas van “en la buena dirección”. No obstante, pide mayores aclaraciones sobre la amplitud y el contenido de este “pacto de responsabilidad”, si bien reconoce que las propuestas de Hollande “se hacen eco de las demandas de la comunidad empresarial”.

Una reducción de 50.000 millones de euros de gasto público

La eliminación de las cotizaciones familiares supondrá una reducción del 14% de la carga fiscal que soportan las empresas este año y del 6% en el siguiente. Por otra parte, el presidente galo también anunció que la medida vendrá acompañada por un recorte de gasto público de 50.000 millones de euros entre 2015 y 2017.

El anuncio de supresión de cotizaciones de Hollande ha despertado también algunas críticas, como la del sindicato CGT que, según recoge el diario Le Parisien, denuncia la “desconexión de la solidaridad nacional”. Mientras, desde el sindicato CGT-FO, también se alerta de que la medida “amenaza  el futuro de la rama familiar de la Seguridad Social”.

Imprimir noticia