PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  OBRA SOCIAL   
 Apertura 
 RSS APERTURA
Nuevo modelo de empresa
"Los directivos deben ser agentes activos en el proceso de transformación de la empresa"
José Antonio Sarría, presidente de CEN
"Los directivos tienen que ser agentes activos de cambio en el proceso de transformación de la empresa". El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), José Antonio Sarría, se refirió así a la evolución hacia un nuevo modelo empresarial, de mejora de la competitividad a través del capital humano, en una jornada celebrada el 1 de julio, con la financiación del Servicio Navarro de Empleo.

Se trata de un modelo promovido por CEN, presentado en la Junta Directiva de la Confederación, el pasado 9 de junio, y que se implantará en doce empresas navarras, a través de un programa piloto, cuyos resultados se difundirán para promover su implantación en el conjunto del tejido empresarial navarro.
 
El nuevo modelo se basa en seis pilares:
 
1. Personas y conocimiento. A través de la “formación a lo largo de toda la vida”. Tal y como explico Sarría, “el mundo está cambiando permanentemente y hay que facilitar que las personas tengan la formación necesaria y que se desarrollen en lo profesional y en lo personal”.
 
2. Diálogo social. Diálogo cotidiano entre los actores de la empresa y fomento de la participación y la mejora continua.
 
3. Adaptabilidad. Al hilo de lo anterior, la empresa puede así “adaptarse constantemente a su entorno”, siendo flexible para sobrevivir a un entorno cada vez más incierto.
 
4. Comunicación y credibilidad. “La empresa debe comunicar constantemente a sus trabajadores, tanto cuando las cosas van mal, como si van bien”, según Sarría. Las personas que participan en la empresa deben estar informadas de los retos y desafíos a los que se enfrente la organización. A su vez, comunicar genera credibilidad. 
 
5. Productividad. Gracias a una mejora constante de los procesos productivos, identificando áreas susceptibles de mejora y evaluando la eficiencia alcanzada.
 
6. Creatividad e innovación. La empresa debe fomentar la creatividad de sus trabajadores, innovando en la generación de valor diferencial para los clientes.
 
Todo ello “desemboca en una mayor productividad para la empresa”, señaló Sarría. En definitiva, la productividad de la empresa no solo aumentará por la vía de la reducción de costes, sino por una mayor innovación y por el mejor rendimiento de una plantilla motivada que se sienta partícipe de su empresa.
 
Información, participación y competitividad
 
En la sesión, también intervino el catedrático de Gestión de Empresas de la Universidad Pública de Navarra, Emilio Huerta, que se refirió a este modelo como un “proyecto que integra a dirección y trabajador”, y que parte del fomento en la empresa de la “información, comunicación y transparencia”. Tal y como subrayó el profesor, aplicando estos conceptos, “la gente se compromete más con el proyecto empresarial” y se consigue una mayor “participación”. El objetivo de ello es la adaptación de la empresa a su entorno y, así, aumentar su “competitividad”.
 
La jornada también contó con la participación del consultor Javier Úriz, que, ya hace cinco años, colaboró en la investigación de CEN “sobre la contribución del factor humano a la competitividad de la empresa”. En este documento, se apunta que, en las organizaciones más eficientes, “los trabajadores conocen el impacto de su trabajo, así como se responsabilizan y se esmeran en ser útiles para la empresa”.
Imprimir noticia