PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADO  /  OBSERVATORIO  /  EL APUNTE  /  SECTORES  /  EMPRESAS  / AUDIOVISUAL   
 Relacionada
Ruido en el puesto de trabajo
Departamento de Prevención de CEN
Los niveles de ruido elevados en nuestra vida cotidiana y en nuestro ambiente de trabajo exponen a muchas personas a niveles que pueden llegar a dificultar su actividad y también a causar daños irreversibles para su salud.

 Archivo Audiovisual
ver archivo audiovisual CEN »
 
 Prevención 
 RSS PREVENCION
La importancia de la Vigilancia de la Salud como punto de partida de la PST
Departamento de Prevención de CEN
La información facilitada por los exámenes de salud puede ayudarnos a determinar las áreas de mejora en la salud de la plantilla, definir un plan de intervención y diseñar las acciones concretas a desarrollar, de acuerdo con los medios disponibles.

Haciendo referencia a la definición de Promoción de la salud en el trabajo (PST): “esfuerzo conjunto de empresarios, trabajadores y sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo”, las actividades que se puedan realizar dirigidas a la mejora de la organización y las condiciones de trabajo así como el desarrollo individual, requerirán la participación activa de todos en aras a lograr un resultado eficaz.

Con arreglo a esto, una promoción eficaz conduce a cambios en los determinantes de la salud, tanto en los que están bajo el control del individuo -como las conductas individuales orientadas a la salud y el uso de los servicios sanitarios-, como los que están fuera del control de la persona –condiciones sociales, económicas y del entorno-.

En este contexto, aquellas acciones que apoyen a las personas para que adopten y mantengan estilos de vida saludables y, además, establezcan condiciones de vida (entornos) saludables se constituyen en elementos clave de una promoción eficaz de la salud.

Los escenarios laborales brindan la oportunidad de realizar intervenciones de amplio alcance, dirigidos a un cambio en la conducta individual de las personas hacia su salud y/o la del entorno, con el fin de alcanzar mejores resultados de salud.

Pero cabe hacernos la siguiente pregunta: ¿por dónde empiezo? De forma semejante a la práctica de prevención de riesgos, la propia identificación y cuantificación del riesgo nos determina la orientación de las medidas a adoptar, son en nuestro caso los resultados colectivos de la vigilancia de la salud los que han de guiar los criterios para definir y planificar actuaciones de promoción de la salud.

De este modo, la vigilancia de la salud supone un buen punto de arranque para implantar la PST en las empresas. La información facilitada por los exámenes de salud puede ayudarnos a determinar las áreas de mejora en la salud de la plantilla, definir un plan de intervención y diseñar las acciones concretas a desarrollar, de acuerdo con los medios disponibles.

Para establecer los objetivos y las actuaciones a llevar a cabo en la PST, es preciso poder extraer de los exámenes de salud otros datos que incluyan conceptos ligados a la Promoción de la Salud y no sólo los referidos a las condiciones de trabajo. Los exámenes de salud pueden constituir una buena oportunidad para realizar pruebas adicionales que, en función de la edad, sexo u otras variables relevantes, permitan la detección precoz de enfermedades. Asimismo, constituye un momento propicio para motivar la adquisición de unos hábitos más saludables.

Este es el momento inicial clave, de aquí, a través del estudio epidemiológico de la población que se somete a las pruebas médicas de vigilancia de la salud se pueden obtener indicadores de salud que van a orientar las actividades de PST más convenientes.

En este primer paso resulta necesario identificar y aunar todos los indicadores de salud que existan en la empresa, clasificarlos y analizarlos junto con los datos de población laboral y absentismo, con el fin de poder desarrollar las líneas estratégicas de la PST. Algunos indicadores provenientes de los exámenes de salud que pueden ser de gran utilidad:

  • Realización de actividad física (frecuencia y duración)
  • Consumo de tabaco (consumo/día y desde cuando)
  • Consumo de alcohol (consumo/día y desde cuando)
  • Índice de masa corporal (IMC)
  • Tensión arterial
  • Parámetros analíticos
  • Identificación del Nivel de Riesgo Cardiovascular
  • Prevalencia de enfermedades osteomusculares
  • Otros

Conforme a aquellos indicadores de salud que presenten peores resultados se podrán priorizar las líneas de actuación en PST a seguir en un determinado periodo de tiempo y podremos controlar, a su vez, la incidencia y la evolución de las dichas actuaciones en los posteriores exámenes de salud.

Si a través de las actuaciones de PST realizadas podemos modificar conductas que tiendan a reducir los factores de riesgo para la salud, estaremos mejorando la salud individual de las personas y, directamente relacionada con ella, la salud laboral de dichas personas.

Fuentes

- Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales, www.funprl.es

- Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, www.insht.es

- Mutua Navarra, http://www.mutuanavarra.es/es/innovacion-y-nuevos-servicios/espacioempresasaludable.aspx

- Red Europea de Promoción de la Salud en el Trabajo. Move Europe: http://www.enwhp.org/

- Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo: http://osha.europa.eu/en

Instituto Navarro de Salud Laboral

Instituto de Salud Pública de Navarra 

Beatriz Remón
Dpto. de Prevención de Riesgos Laborales de CEN

Imprimir noticia