PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  OBSERVATORIO  /  EL APUNTE   
 Relacionada
Jornada
"¡Puedo ser empresario!"
21-10-2011
José Antonio Sarría, presidente de CEN, presentó la jornada "Puedo ser empresario". Durante su intervención reiteró la importancia del esfuerzo y de aprender de los errores.

 Actualidad CEN 
 RSS ACTUALIDAD CEN
Seminario en CEN
"Tú nunca fracasas, sólo te transformas"
Jesús Mármol, creador del método El Poder del Fracaso
Jesús Mármol, coordinador académico y director de proyectos de Master y Postgrado en Económicas de la URV, escritor, coach y consultor en comunicación y marketing, impartió el pasado lunes, 24 de octubre, el seminario "El poder transformador del fracaso", organizado por la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN).





El poder transformador del fracaso
"Todos somos emprendedores por naturaleza"
Jesús Mármol, consultor

“Tú nunca fracasas, sólo te transformas”. De esta manera tan contundente y optimista comenzó Mármol el seminario. El siguiente punto era saber qué entendemos por fracaso. Para Mármol el fracaso es “una experiencia de aprendizaje, un camino hacia la sabiduría personal”. Del mismo modo, Mármol explicó por qué fracasamos: “Se fracasa por dos motivos. El primero es porque es ley de vida. El fracasar forma parte de nuestro proceso de aprendizaje, y es un denominador común y universal a toda la humanidad. El segundo motivo es porque el objetivo que estamos buscando no es el nuestro sino uno impuesto por los demás en nosotros”.

La concepción social que tenemos del fracaso depende de la cultura, no es un valor universal. Así, Mármol matizó que “hay sociedades que conciben el fracaso como una experiencia negativa que genera vergüenza y castigo social. Hay otras, en cambio, que lo conciben como una experiencia positiva que forma parte del proceso natural de evolución de un emprendedor para generar valor al conjunto de la sociedad.” En la misma línea quiso recalcar que “las sociedades que estigmatizan la experiencia del fracaso atacan de manera directa, y a veces irreversible, la autoestima de las personas, enterrando sus activos más preciados: los emprendedores”.

Teoría sobre los trece peldaños emocionales del Puente Colgante del Fracaso

Tras esta primera aclaración el ponente expuso su teoría sobre los trece peldaños emocionales del Puente Colgante del Fracaso: cuando una persona experimenta el fracaso entra en un espacio de puente colgante, que une la antigua realidad conocida de la que sale, y a la que no puede regresar, y la nueva realidad desconocida a la que debe llegar. El puente es colgante porque la persona experimenta un sentimiento de zona desconocida e indefinida. El Puente Colgante del Fracaso es un puente interior, pues se trata de una experiencia personal e intransferible, y está formado por 13 peldaños emocionales que se deben atravesar para madurar personalmente. Si la persona atraviesa el puente, saldrá de él transformada en una nueva versión de sí mismo. No obstante, existe el peligro de quedarse indefinidamente atrapado en medio del Puente Colgante del Fracaso, sin poder ni regresar al punto de partida, ni alcanzar la salida.

El ponente continuo: el Ego, ese Yo de los otros, intenta por todos los medios que no traspasemos El Puente Colgante del Fracaso a través de su mayor arma: el miedo. Por lo que si tienes miedo, ahora ya sabes que no eres Tú, sino los otros en ti. El paso por El Puente Colgante del Fracaso es un camino de transformación personal, donde dejamos una vida dirigida por el Ego (el Yo de los otros), para iniciar una nueva vida dirigida por nuestro Yo verdadero. Para poder traspasar El Puente Colgante debemos desprendernos de ese Yo de los otros, para poder desapegarnos de una realidad a la que ya no podemos volver, y alcanzar así un sentimiento de libertad que nos permita seguir nuestro camino de manera más genuina en sintonía con nuestro Yo verdadero.

Mármol dijo que el fracaso nos muestra cuatro grandes enseñanzas. La primera “gran enseñanza” que nos muestra el fracaso es que “todo se transforma continuamente y nada es para siempre (Principio de Impermanencia), por lo que hay que aprender a fluir con los cambios de la vida”. La segunda es que “nos enseña a ver que hay dos Yo en nosotros: el Ego (el Yo de los otros), que ha regido hasta el momento nuestra mente y nuestro mundo exterior, y nuestro Yo verdadero, que rige nuestro corazón y nuestro mundo interior”.

La tercera “gran enseñanza” que nos muestra el fracaso para Mármol es que “lo semejante se atrae (Ley de la Atracción). Tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior, así que si quieres cambiar tu mundo exterior debes comenzar por tu interior: modifica tus pensamientos, así modificarás tus sentimientos. Tus pensamientos son energía que se desplazan como ondas de expansión, generando una reacción de respuesta, así que sé consciente y responsable con lo que entra y sale de tu mente. Tú eres lo que piensas, y tu futuro lo escribes desde el hoy”. Ahora sólo nos falta llevarlas a la práctica, pasar a la acción mediante la meditación, dedicándonos un tiempo a nosotros mismos. Precisamente esta es la Cuarta Gran Enseñanza, a la que Mármol llama Llave Final.

Mármol además dio la clave del éxito: “el éxito es el resultado de la suma de una idea y de pasarla a la acción ahora mismo, multiplicado por el producto de la persistencia y la flexibilidad, potenciado por la diversión”. Mármol recordó que “la fórmula del éxito contiene un 10% de aptitudes frente a un 90% de actitudes” y que se puede alcanzar la fórmula del éxito mediante las herramientas de las siete leyes de Hermes: Mentalismo, Correspondencia, Vibración, Polaridad, Ritmo, Causalidad y Generación.

 


Jesús Mármol, Creador del método El Poder del Fracaso. Coordinador Académico y Director de Proyectos de Master y Postgrado en Económicas de la URV. Especialista universitario en Comercio de Costa. Escritor, coach y consultor en comunicación y marketing.

 

Imprimir noticia