PORTADA  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  RSE  /  ASOCIACIONES  /  APERTURA CENTRAL  /  SUBVENCIONES Y NOVEDADES   
 Apertura central 
 RSS APERTURA CENTRAL
CEN reclama una revisión de la fiscalidad navarra y unos presupuestos que fomenten el crecimiento
La Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) propuso una "revisión de la fiscalidad navarra para hacerla competitiva con su entorno más cercano", en su informe sobre el Anteproyecto de Presupuestos Generales de Navarra para el año 2018, presentado en la reunión del Consejo Económico y Social (CES) que convocó el Gobierno Foral, el pasado 6 de noviembre.

En el marco de esa reunión, CEN recordó que, actualmente, el gravamen a los patrimonios empresariales familiares del sistema fiscal navarro es “único en Europa” y, además de “especialmente oneroso y de consecuencias imprevisibles”, no ayuda al desarrollo de la actividad empresarial, a la confianza necesaria de las empresas familiares y “va en la dirección contraria a la atracción de empresas a nuestro territorio”.

En su análisis de los Presupuestos Generales de Navarra, CEN lamentó que no se haya dispuesto de un tiempo mínimo para poder analizar en profundidad el anteproyecto (la convocatoria del CES fue seis días antes de la reunión) y que, además, no se hubiera aportado completa la previsión de cierre de ingresos para este año, lo cual dificulta la comparativa con los presupuestos del próximo año.

Repercusión en Navarra de la crisis catalana

En su informe, CEN maneja la previsión del Gobierno de Navarra de que el PIB real de la Comunidad Foral crecerá este año un 3,1% y un 2,7% el próximo, aunque advierte de que estas cifras podrían no estar teniendo en cuenta las posibles repercusiones en el PIB navarro de la crisis de Cataluña, la cual sin duda afectará en alguna medida a la baja de estas magnitudes.

Dicho esto, también se advierte de que el crecimiento del PIB nominal será de un 4,5% en 2017 y un 4,4% en 2018. Gran parte de este crecimiento residirá en un aumento de la inflación, por lo que “preocupa que parte de la recaudación pueda derivar del gravamen de rentas no reales sino nominales, salvo que se articulen mecanismos de deflactación, especialmente en el IRPF y en el Impuesto sobre el Patrimonio (tarifas y deducciones)”. Por tanto, tal y como señala CEN en su informe, “sería procedente incluir en la ley de medidas tributarias una deflactación de las principales deducciones y tarifas, para evitar que la inflación se comporte como un impuesto más”.

En su análisis del anteproyecto para 2018, se estima un crecimiento de los  ingresos por IRPF del 5,72%. En este sentido, CEN entiende, a falta de conocer la previsión de cierre de este año y la ley de medidas tributarias, que las retenciones del trabajo y del capital no tendrán subida de la presión fiscal y que las mayores subidas vendrán dadas por el aumento del empleo (2,1%) y por el aumento de los salarios (con una inflación del 2%). Dicho esto, la Confederación insiste en que se estarían gravando rentas nominales y no reales, “disminuyendo la capacidad adquisitiva real de los ciudadanos, en especial de los trabajadores por cuenta ajena”.

Por otra parte, los presupuestos contemplan una bajada de 14,7 millones de euros en la recaudación del Impuesto de Sociedades, respecto al presupuesto de 2017. Dicho lo cual, CEN entiende que “habrá que suponer que, consolidados los efectos de la reforma fiscal, para el año 2018 el comportamiento será más moderado”.

Fomentar la inversión, la riqueza y el empleo

Por otra parte, en el análisis de gastos, CEN incide en el peso que tiene el capítulo relativo al personal (un 32% del presupuesto), por lo que recomienda “vigilar la previsión de aumentar el número de plazas y de efectivos en la línea de la búsqueda de la optimización de recursos y la mejora de la productividad de la Administración”.

En cuanto al capítulo dedicado al departamento de Desarrollo Económico, la Confederación celebra que se aumente su dotación para “poner el foco en la generación de riqueza para nuestro territorio, que no puede venir más que del impulso al tejido empresarial”. Por ejemplo, se subraya el esfuerzo en las partidas de fomento de la inversión, aumentando de los 23 millones de euros hasta los 27 millones o el propio desarrollo del Plan Tecnológico de Navarra dotado con 39 millones de euros, frente a los 31,5 del año pasado.

Dicho la cual, el informe de CEN sostiene que “son muy buenas noticias, siempre y cuando el presupuesto finalmente se destine en tiempo y forma a los objetivos planteados y no se caiga en la extrema burocratización del sistema, impidiendo convocatorias ágiles que resulten de interés a las empresas y que, por tanto, produzcan el efecto buscado de incentivar la inversión la generación de riqueza y de empleo en nuestra Comunidad”.

Otro aspecto que destaca CEN, en el campo de las infraestructuras, es que “no se observan avances en la mejora de la red de carreteras”, ya que “especialmente preocupante es el tráfico soportado por la N121”. La Confederación también celebra que finalmente el Estado haya resuelto retomar la construcción del corredor ferroviario de alta velocidad, “que nos comunique con Europa y sirvamos de nexo del eje cantábrico-mediterráneo”.

Imprimir noticia