PORTADA  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  ASOCIACIONES  /  APERTURA CENTRAL   
 Destacados 
 RSS DESTACADOS
Jornada en CEN
Cerca de un millar de empresas navarras estarán obligadas a implantar el nuevo Sistema de Suministro Inmediato de Información (SII) del IVA
El director del servicio de gestión tributaria de la Hacienda Foral de Navarra participaron, el lunes, 9 de octubre, en la jornada de APD y Deloitte Legal, con aproximadamente 100 profesionales, para hablar de la situación del sistema de Suministro Inmediato de Información, que como subrayó estará listo para el 1 de enero de 2018 y que está en fase de prueba desde el pasado 14 de septiembre.

El vigente sistema de gestión del IVA lleva funcionando, con las adaptaciones necesarias, desde hace más de 30 años. Sin embargo, la situación tecnológica actual permite la implantación del nuevo Sistema de Suministro Inmediato de Información (SII) del IVA; mejorando el control tributario y la asistencia al contribuyente. Un novedoso sistema que va a suponer una forma de relacionarse con la Administración Tributaria y no solo en el entorno del IVA. 
 
Por todo ello, APD y Deloitte Legal han organizado un ciclo de jornadas con los empresarios navarros con el fin de compartir la información necesaria para afrontar un proyecto de SII. Así, hoy se celebró en Pamplona la primera de las dos jornadas, que reunió cerca de un centenar de expertos y profesionales de Navarra. 
 
Una jornada, presentada por Jesús Pejenaute, director en Navarra de APD, y José Miguel Ancín, director de Deloitte Legal; donde cabe subrayar la presencia de Óscar Martínez de Bujanda, director del servicio de gestión tributaria de la Hacienda Foral de Navarra; quien trasladó a los profesionales reunidos en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra algunas directrices del proyecto SII de la Hacienda Foral de Navarra. En palabras de Martínez de Bujanda “este nuevo sistema va aportar más transparencia, ya que las empresas van a saber qué información tiene Hacienda de cada una de ellas. Supone una relación de cooperación entre empresa y Hacienda”. 
 
Un sistema, que supone un reto tanto para las Haciendas y la relación entre ellas así como para las empresas y los asesores, y que va a permitir no sólo mejorar la asistencia al contribuyente sino mejorar el control tributario. En este sentido, será de obligado cumplimiento para cerca de un millar de contribuyentes navarros; que corresponde a aquellos y aquellas contribuyentes de IVA, cuya competencia inspectora corresponda a Navarra, que están obligados a autoliquidar el IVA mensualmente, es decir, las grandes empresas cuyo volumen de operación del año anterior sea superior a 6 millones de euros; los grupos de IVA y las empresas, empresarias y empresarios inscritos en el Registro de Devolución Mensual del IVA (REDEME). Pero también será aplicable al resto de sujetos pasivos que, voluntariamente, decidan acogerse al mismo. 
 
Martinez de Bujanda señaló que “es cierto que nos cuesta aprobar un reglamento en Navarra, hace falta tiempo por nuestra estructura, pero desde el pasado el 4 octubre ya tenemos aprobado el reglamento del SII”. A lo que ha puntualizado que “en los primeros meses queremos que empresas hagan esfuerzo de implantación. No vamos a sancionar a las empresas los primeros meses, salvo a aquellas que según pasa el tiempo, no hayan hecho nada para implantarlo. Esos sí pueden ser objetivo de sanción. Queremos ser flexibles en el periodo de implantación; pero sí habrá un reglamento sancionador”. 
 
Posteriormente tomaron la palabra los expertos de Deloitte Legal quienes abordaron cómo afrontar un proyecto SII, resaltando la presencia de Marcos Ríos, socio especialista en impuestos indirectos de Deloitte Legal, quien dio paso a la mesa redonda conformada por una serie de expertos de Deloitte Legal y Luis Redrado, director financiero adjunto de Grupo Amavir, quien aportó una visión práctica y real de cómo afrontar un proyecto SII. 
 
A lo largo de las intervenciones, este grupo de expertos de Deloitte Legal quiso dejar claro este nuevo sistema no se trata meramente de una nueva obligación de reporte fiscal, sino que va a suponer un cambio radical en las relaciones entre Hacienda y contribuyente. Es un primer paso, como señalaron, hacia la inspección fiscal del mañana que será a tiempo real, online, automatizada y más eficaz. 
 
En este sentido los profesionales de Deloitte Legal indicaron que posiblemente esto tenga que provocar un cambio en la manera en que las empresas gestionan su función fiscal: de un modelo en papel y reactivo, a un modelo automatizado y a tiempo real. Así, señalaron que este cambio se debe afrontar por las compañías desde varios ámbitos de la empresa, no debe quedarse en un asunto de departamento fiscal o, menos aún, un asunto de conexiones tecnológicas, sino que debe abarcar varios frentes: análisis fiscal, verificación de procesos y controles, adaptaciones tecnológicas y gestión de los recursos. 
 
Asimismo, reseñaron que es una tendencia imparable a nivel mundial, que se está acelerando en los últimos tiempos y manifestaron su deseo de una mayor armonización, al menos en la UE, para simplificar la carga administrativa a las empresas. En definitiva, comentaron que todo este entorno hace que la función fiscal tenga que profundizar en su propia transformación digital, siendo un reto por la necesidad de adecuar su modelo a las nuevas habilidades tecnológicas que implican estas obligaciones, y oportunidad porque le va a permitir proporcionar mayor valor a su organización.
Imprimir noticia