PORTADA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  APERTURA CENTRAL   
 Destacados 
 RSS DESTACADOS
RSE
CEN, Ecoembes y Ecovidrio abordan los conceptos de la economía circular
La Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), Ecoembes y Ecovidrio organizaron, el pasado 5 de mayo, una jornada sobre reciclaje y economía circular, a cargo de la directora de Relaciones Externas de Ecoembes, Begoña de Benito, y el coordinador de Relaciones Institucionales de Ecoembes, Julio López Rubio.

De Benito explicó el “modelo colaborativo y solidario” que defienden desde su entidad, en el que resulta fundamental la colaboración de empresas, administración y de los propios ciudadanos. El sistema llevado a cabo por Ecoembes consiste en la aplicación del “punto verde” tanto a distribuidores como envasadores, cuyas cuotas sirven para financiar el gasto municipal en la recogida selectiva de los residuos. Actualmente, el 90% de los envases en circulación tienen el sello de “punto verde”, lo que garantiza que cumplen con la normativa. Además, siete de cada diez envases, una vez usados, son recuperados para el reciclaje.

El modelo defendido por Ecoembes es pues el Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productos, que, tal y como se advirtió en la jornada, se presenta más eficiente que otros modelos, como el sistema de retorno, el SDDR, cuya implantación supone, además, un mayor coste e incluso un fuerte impacto ambiental.

Modelo colaborativo frente a sistema de retorno

En concreto, los ponentes se refirieron al reciente estudio “Sostenibilidad sobre la introducción de un SDDR obligatorio para envases de bebidas: análisis ambiental, social y económico comparativo con la situación actual”, que presentó en abril la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático de ESCI-UPF.

El SDDR (Sistema de Depósito, Devolución y Retorno) consiste en la implantación de un modelo por el que el usuario devuelve los envases a las tiendas para recuperar una fianza que ha pagado previamente. Sin embargo, según advierten los expertos, este método comportaría un mayor impacto ambiental de la gestión estos residuos, además de trasladar el coste al propio bolsillo del consumidor.

El estudio de la Cátedra Unesco aborda el caso concreto de la implantación de este modelo en Cataluña y sostiene que sería “claramente desfavorable”. “La gestión del SDDR obligatorio conllevaría a la sociedad catalana un coste adicional de 298 millones de euros o lo que es lo mismo, cada familia pagaría cien euros más al año”.

Además, el SDDR lleva asociado un incremento de coste de la gestión del resto de residuos no sometidos al sistema en 27,7 millones de euros, motivado por la imposibilidad de prescindir de las infraestructuras fijas que se disponen para la recogida y por la pérdida de economías de escala. Los envases de este modelo conllevarían, además, costes en etiquetado, manipulación en punto de venta, transporte y conteo o pre-tratamiento de los residuos.  

Imprimir noticia