PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  REVISTA DE PRENSA   
 Relacionada
La empresa y los empresarios del siglo XXI
"Si las personas no se desarrollan en la empresa, la empresa no se desarrolla"
Jon Angulo, director general de Hidro Rubber
"Las personas que trabajan en una empresa dedican su tiempo para que la organización, a su vez, ofrezca un producto o servicio al cliente. Si incrementamos el valor añadido y mejoramos nuestra eficiencia, venderemos más. Para ello, la clave está en qué tiempo dedican esos trabajadores a dar valor, porque, si las personas no se desarrollan en la empresa, la empresa no se desarrolla".

 Apertura 
 RSS APERTURA
La empresa y los empresarios del siglo XXI
"Las personas rinden mejor cuando están motivadas y comprometidas con la empresa"
Patxi Mendioroz, director de Schneider en la planta navarra de Puente La Reina
"Las personas rinden mejor cuando están motivadas y comprometidas con la empresa". Por eso, desde Schneider Electric (empresa de componentes eléctricos y que aporta "soluciones para la gestión de la energía"), se busca "conectar con nuestra gente y crear líderes comprometidos y personas participativas, en un lugar de trabajo interactivo".





Gestiķn de las personas
“No hay otra forma de trabajar que no sea en equipo”
Patxi Mendioroz

 Descargar vídeo Patxi Mendioroz

Así lo aseguró el director de la planta navarra de esta multinacional, Patxi Mendioroz, en su intervención, el pasado viernes 26 de septiembre, en el foro de reflexión “La empresa y los empresarios del siglo XXI. A la búsqueda de sistemas de gestión Avanzada”, que organiza la Confederación de Empresarios de Navarra, y que supone un foro de intercambio de ideas entre empresarios, y donde se comparten distintas experiencias de innovación en los modelos de relaciones laborales.

Así, Mendioroz explicó el modelo de gestión de personas que tienen en su empresa y que les ha llevado a ser, tal y como aseguró, una de las plantas más productivas de este grupo presente en más de 30 países, con más de 50 millones de piezas producidas al año, de las cuales el 90% se exporta. Por ejemplo, cada día se hacen más de 100.000 enchufes, en esta planta de más de 12.000 metros cuadrados en Puente La Reina y que da empleo a más de 200 trabajadores solo en su parte de manufactura.

Sin embargo, en el año 2007, “cuando yo llevaba tan solo seis meses en la empresa, cerramos nuestra planta de Burlada”. Por lo tanto, “algo estábamos haciendo mal”, aseguró Mendioroz, que explicó que, a partir de ahí, “tuvimos que formarnos” y “ahora estamos todo el día pensando en cómo mejorar”. Actualmente, “llevamos cinco años con aumentos del 10% de nuestra productividad de mano de obra”. Según advirtió el directivo, la competencia es ahora internacional y requiere de constantes mejoras en la productividad, por ejemplo, “los plazos de entrega a los clientes son cada vez más cortos”.

Las personas, “el centro de todo”

La transformación de esta empresa vino, según Mendioroz, por la participación de los trabajadores en la empresa, por la transparencia y por el enfoque al cliente. “Tenemos una responsabilidad clave: escuchar los comentarios de los empleados”, según el responsable de la planta. Con esta filosofía, se llevan a cabo iniciativas como la de One voice, con grupos de trabajos de voluntarios que inciden en qué aspectos de la empresa se deben mejorar. Además, todos los meses, los trabajadores tienen charlas de media hora en las que, por ejemplo, un departamento explica al resto de la empresa su trabajo y sus funciones, con el fin de que todo el mundo tenga un enfoque global de los procesos de la empresa.

También, a través de los Flash info, los trabajadores reciben información actualizada acerca de la empresa. Éstos también cuentan con encuestas y formularios de sugerencias en los que pueden exponer sus opiniones. Otra iniciativa novedosa es la del Cool site, en la que se trata de crear un espacio de trabajo confortable. Por ejemplo, en este sentido, la planta está asociada con talleres de reparación, para que los trabajadores puedan llevar sus coches; o cuenta con un servicio de paquetería para recoger los pedidos de los empleados en el propio lugar de trabajo.

Además de confortable, el lugar de trabajo debe ser “seguro”. Según Mendioroz, “la seguridad es la base de nuestro trabajo”. Por eso, no solo se realizan “todas las auditorías de seguridad posibles”, sino que también “hacemos hincapié en la seguridad más allá del trabajo, en la propia vida”. De esta forma, se llevan a cabo programas como el de la Semana de la Seguridad, en la que cada día se explica un tema, como puede ser la importancia del ejercicio físico, la alimentación saludable o la prevención del estrés.

Otro de los aspectos clave de Schneider que Mendioroz explicó fue el de la formación, que “debe estar presente en todos los ámbitos de la empresa”. Tal y como señaló, “empleamos más del 2% de nuestro tiempo de trabajo a la formación”. Por otra parte, los trabajadores también cuentan con más de cinco horas al año de e-learning, en el ámbito que ellos mismos elijan.

En cuanto al ámbito de gestión, el directivo explicó el sistema de Animación a Intervalos Cortos (AIC), aplicado a todos los trabajadores de la empresa, y que promueve a la colaboración entre departamentos. Tal y como explicó, con el referido sistema, se supervisa y se orientan los resultados, así como se suprimen fácilmente las actividades que no aportan valor al proceso. También se facilita el establecimiento de medidas de desempeño, por ejemplo, según explicó Mendióroz, el personal de oficina de la empresa tiene entre un 8% y un 15% de su salario variable, es decir, que depende de sus resultados y de los de la empresa, lo cual favorece también el compromiso de los trabajadores con la compañía.

Imprimir noticia