PORTADA  /  APERTURA  /  ACTUALIDAD CEN  /  PREVENCIĶN  /  DESTACADOS  /  OBSERVATORIO   
 Relacionada
Posición de los sectores industriales de CEOE sobre el Paquete del Clima y Energía a 2030
 Apertura 
 RSS APERTURA
CEOE denuncia la postura que viene defendiendo la Comisión Europea en materia de cambio climático
Además, "es necesario poner de manifiesto el nivel de intervencionismo que actualmente tiene el mercado de CO2"
"La política de cambio climático ha adquirido un protagonismo muy relevante a nivel global y representa actualmente una de las más importantes prioridades en el entorno europeo e internacional. Los costes asociados a esta problemática y a la magnitud del esfuerzo que se está requiriendo para hacerle frente, hace que desde CEOE se convierta en una de las prioridades estratégicas en clara representación de los intereses de las industrias españolas".

 Descargar fichero relacionado Posiciķn de los sectores industriales de CEOE sobre el Paquete del Clima y Energía a 2030
CEOE

Ésta es una de las valoraciones de CEOE en un manifiesto en el que muestra la posición de los sectores industriales de CEOE ante el Paquete Clima y Energía a 2030, presentado por la Comisión Europea, y respecto a la postura que viene defendiendo la Comisión en el entorno de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático, que busca un acuerdo internacional en esta materia.

Fines especulativos en el mercado de CO2

Según la patronal, las propuestas de la Comisión en los últimos años “están menoscabando la competitividad de las industrias europeas actualmente debilitadas por el entorno de crisis en el que nos encontramos”. Además, añade que, “en estos momentos, existe un riesgo elevado de fuga de carbono (deslocalización, al fin y al cabo) que se ha incrementado por los bajos precios de la energía en otros países que, como Estados Unidos, no están ni han estado nunca sometidos a ningún tipo de compromiso de reducción de emisiones”. Por otra parte, CEOE también denuncia “el nivel de intervencionismo que actualmente tiene el mercado de CO2, en el que dos terceras partes de los derechos subastados son adquiridos por bancos y brókers con fines especulativos”.

Tras estas advertencias, CEOE también formula una serie de consideraciones, como la de que “es necesario alcanzar un acuerdo internacional equilibrado en 2015 que involucre a todas las economías, tanto desarrolladas como en desarrollo y que la contribución sea función de sus respectivas responsabilidades y capacidades, de manera vinculante”. En este mismo sentido, los empresarios rechazan que se adopte “un compromiso unilateral de la UE en materia de cambio climático”.

Otro de los avisos de CEOE es el de que “ir a un 40% de reducción de gases de efecto invernadero con respecto a los niveles de 1990 no va a hacer a la industria de la UE más competitiva. Con ello se va a incrementar el factor lineal del 1,74%, pasando a ser del 2,2%, que supondrá un esfuerzo aún mayor a las industrias tanto europeas como españolas”.

“Actualmente -continúa la nota de CEOE-, el factor lineal del 1,74, y el posteriormente aplicado factor de corrección uniforme intersectorial ha dejado a muchas instalaciones en riesgo de fuga (y que de acuerdo con la Directiva 2009/26/CE deberían recibir asignación gratuita 100% de acuerdo con su distancia a su benchmark sectorial) con una disponibilidad de asignación gratuita de alrededor del 50% de sus necesidades para producir, por lo tanto, los sectores o subsectores en riesgo de fuga de carbono deben tener garantizada la asignación gratuita para sus necesidades de producción”.

Más ayudas para compensar con los costes

El documento de CEOE también considera que “la concesión de ayudas estatales para compensar los costes indirectos de las industrias intensivas nacionales resulta en una cantidad ínfima comparada con la otorgada por sus respectivos estados nacionales a otros competidores europeos, situándonos en estos momentos en una situación de desventaja competitiva”.

Además, se señala que “el esfuerzo de reducción de emisiones propuesto por la Comisión Europea no se ha distribuido equitativamente, al asignar a los sectores sujetos al régimen europeo de comercio de derechos de emisión (ETS), que ya han realizado un importante esfuerzo de reducción de emisiones, un objetivo de reducción del 43%, frente a tan sólo el 30% de los sectores no-ETS (respecto de 2005)”.

A modo de conclusión, se apunta que el mercado de CO2 “debe ser independiente de las decisiones políticas, por lo que en vez de medidas intervencionistas sería conveniente diseñar una nueva herramienta de mercado en cuyo diseño esté involucrada la industria y recurrir a objetivos de reducción de emisiones que dependan de una serie de parámetros que conduzcan a un reparto equitativo del esfuerzo, teniendo en cuenta tanto la responsabilidad histórica como los esfuerzos ya llevados a cabo en cada país y por cada sector”.

Imprimir noticia